Dr. Pablo Ifrán

Skincare: Todo lo que Debes Saber + 3 Rutinas Efectivas

Standard

  • Autor

  • Fecha de publicación

    marzo 9, 2022
  • ACTUALIZACIÓN

    enero 30, 2024
  • Tiempo de lectura

    33minutos
  • Categorías

  • Tags

A todos nos preocupa de salud de nuestra piel, y con razón, esta es la encargada de protegernos de agentes externos malignos que pueden comprometer nuestra salud como lo son las bacterias, enfermedades que se encuentran en el aire o los agresivos rayos del sol, gracias a su función de barrera. 

Por lo tanto, cuidar tu piel es una de las mejores maneras de mantener una buena salud física en general, y que mejor manera de agradecerle por todo lo que hace por nosotros que con unas rutinas de Skin care que hagan que se mantenga fuerte, saludable y bella.

Es sobre eso de lo que estaremos hablando en este post, te sacaremos de dudas sobre los objetivos del Skin care, como hacerlo si aún eres principiante, además de compartirte tres de nuestras mejores rutinas para que tu misma las realices en casa cuando sea el momento adecuado.

Por cierto, ya sabrás que los dermatólogos y los cosmetólogos médicos son los expertos en el cuidado de la piel. Visitarlos de vez en cuando, es una buena idea para garantizar la salud de tu piel.

Con una consulta dermatológica o un examen de dermatoscopia se pondrían detectar posibles afecciones y tratarlas a tiempo antes de que empeore, con la guía de un especialista calificado y el tratamiento adecuado asegurarás tu bienestar. Haz clic para agendar una consulta ahora.

 

¿Qué es el skincare y cómo empezar?

 

El cuidado de la piel en la cara es el conjunto de prácticas que favorecen la integridad de la piel, mejoran su salud apariencia y cualquier afección cutánea de la que pueda padecer. Estas prácticas pueden basarse en nutrición, masajes, evitar exposición a diversos agentes dañinos y usar correctamente lociones, cremas y demás.

Ahora bien, cuando hablamos de skincare nos referimos al cuidado de piel a diario con rutinas que normalmente se realizan por la mañana luego de despertar o por las noches justo antes de dormir, todo depende de los objetivos que se quieran alcanzar y del tipo de piel que poseas.

Los objetivos de hacer estas rutinas a diario principalmente son con el fin de prevenir enfermedades, cuidar la salud del cutis, hacer que luzca más atractiva y controlar alguna inconveniencia en la naturaleza de la misma, como humectar la piel seca, o lavar la piel muy húmeda.

Si eres principiante debes saber que no hay una rutina o fórmula mágica definitiva para cuidar de tu rostro, recuerda que cada tipo de piel es diferente y por ende puede reaccionar de manera particular a cada nutriente que le apliques.

Es porque eso que la rutina más efectiva siempre será la que crees tu misma a base de prueba y error. Dedícate a poco a poco a conocer tu piel para que puedas conocer mejor que le agrada y que no, también investiga sobre lo que es correcto y ha sido demostrado por hechos científicos.

Otro buen consejo es que siempre le preguntes a tu dermatólog@ o cosmetolog@ medic@ sobre alguna duda que tengas, seguro que te podrá asesorar para que no corras riesgos mientras vas conociendo la piel de tu cara.

Rutinas de skincare (Consejos y trucos)

 

Ahora que sabes que la mejor rutina de skincare es la que puedes hacer tu misma en función al tipo de piel, te vamos a compartir tres rutinas que hemos probado y realmente proporcionan buenos resultados:

Para todo tipo de rostros (piel mixta)

La piel mixta es la combinación de los dos tipos más comunes de piel: grasa y seca. Puedes identificarla fácilmente, se caracteriza por tener oleosidad en la nariz, mentón, cejas y parte de la frente, lo que se conoce como “la zona T”, pero la piel seca se encuentra en el resto del rostro, mas específicamente en la periferia del mismo. 

Tener este tipo de piel por lo general implica que debes tener una rutina equilibrada con los cosméticos hidratantes que apliques en la misma. Por cierto, la rutina para pieles mixtas que estas, desde mi punto de ver funcionan bien tanto en las mañanas como en las noches, así que vamos con el primer paso:

Paso 1. Limpia suavemente tu cara

Este paso siempre es el primero en todas las rutinas, debes tratar a tu piel con mucha suavidad, ser agresivo es lo más contraproducente que puedes hacer, también asegúrate de usar un jabón neutro o con un pH equilibrado/bajo en su defecto. 

Recuerda que por las noches mientras duermes y por el día tu piel recibe ataques de muchas impurezas, residuos y bacterias que se acumulan en la misma, limpiarlas es esencial antes de cualquier rutina para que no estorben o se esparzan por todo tu rostro.

Paso 2. Exfolia tu cara con la misma suavidad

La exfoliación es un proceso muy fuerte, no exageres al aplicarla en tu rostro o podrías provocarte una inflamación. El objetivo aquí es destapar los poros y eliminar las células de piel muertas

Además de eliminar dichas células muertas también es el mejor estimulante para renovar las existentes, lo que ayuda a suavizar la piel e igualar el tono de la misma. La frecuencia recomendada de exfoliación es de dos a tres veces por semana y preferiblemente por las mañanas.

Paso 3. Momento de aplicar el serum y/o tónico

Estos están diseñados para nutrir tu piel con elementos naturales muy beneficiosos, ayudan principalmente a fortalecerla para sea más resistente y así viva muchos años más sin arrugarse. 

Recordemos que los serum también son útiles para problemas en específico como inflamaciones, pigmentación, manchas en la cara y hongos.

Por su parte, cuando usas un tónico le das un plus de hidratación a tu piel, pero no es muy duradero, el objetivo es contribuir a que el resto de los productos que vienen luego se absorban de manera eficaz. Asegúrate de utilizar uno que no deje la piel demasiado seca ni grasosa.

Paso 4. Aplica la crema contorno de ojos

La piel que se encuentra alrededor de los ojos es particularmente delicada y vulnerable al daño, es por eso que debes aplicar una crema especial debajo de los ojos para nutrirla e hidratarla como lo exige. 

No es necesario emplear mucho, solo un poco es suficiente para cubrir las líneas alrededor del ojo (párpado superior e inferior) y listo, puedes proseguir al siguiente paso.

Paso 5. Ya casi terminas, sigue la crema hidratante (Imprescindible)

Hidratar la piel mixta no es complicado, aún así, debes saber que hay una manera correcta de hacerlo. ¿Recuerdas “la zona T” de la que te hablamos al principio de este post? Bueno, cuando apliques la crema hidratante procura que dicha zona reciba menos cantidad que el resto del rostro, ya que esta no la necesita tanto.

Usa la crema durante el día y menos cantidad por las noches si lo deseas para que tu piel no se seque y muera.

Paso 6. Solo falta colocar el protector solar 

Y, por último, pero no menos importante: el protector solar. Utilizarlo durante el día es realmente fundamental aún si no sales de tu casa, recuerda que los rayos ultravioleta que pasan a través de tus ventanas también amenazan la salud de tu piel. La luz artificial de los dispositivos electrónicos también causan daño por lo tanto aunque nos encontremos en áreas cerradas, debemos aplicarnos el mismo. Aplicarse la cantidad de dos dedos de protector en el rostro cada 4-6horas es un uso perfecto del mismo!

Para piel seca 

Una rutina de skincare para piel seca no es muy diferente a la anterior. Debes tener en cuenta que la piel seca se contrae y provoca agrietamiento que incluso llega a los labios, dichas grietas pueden ser profundas y dolorosas además de ser una vulnerabilidad que las bacterias pueden aprovechar.

Para esta rutina no realizaremos la exfoliación y, en cambio, aplicaremos más tónico, serum e hidratante para mantener la piel fresca, quedaría así:

  • Limpieza.
  • Aplica tónico y luego el serum o crema hidratante.
  • Emplea contorno alrededor de tus ojos.
  • Hidrata uniformemente en todo el rostro.
  • Finalmente, usa un protector solar, preferiblemente a base de agua.

Para piel grasa

Es momento de ver la rutina de skincare para piel grasa. Este es el tipo de piel más común y presenta algunos inconvenientes si no se controla este nivel de «grasa» adecuadamente, uno de estos problemas es que este tipo de piel es más propensa a sufrir de acné y puntos negros. Sigue los pasos:

  • Limpia tu piel por la mañana, tarde y noche. La piel grasosa tiende a ser más tolerante a la limpieza en comparación a la piel seca, es importante que lo hagas al menos dos veces al día, este tipo de piel es más propensa a absorber bacterias del aire.
  • Aplícate un tónico. Este punto es clave, el tonificante te ayudará a quitarte los restos de maquillaje y excesos de grasa que se esconden en la misma.
  • Usa contorno, crema humectante y bloqueador solar. Tal como lo harías con otro tipo de piel para mantener tu cutis en buen estado durante todo el día, no hay mucha diferencia con las rutinas anteriores, ya que los dos puntos anteriores son lo más crucial aquí. 
 

Si te gustó el post compartilo !

Newsletter

Suscribite al newsletter y enterate de las últimas novedades

    EMAIL
    info@drpabloifran.com

    © Copyright 2021 / Dr. Pablo Ifrán - Desarrollado por -Agencia de Marketing DigitalPolítica de Reservas Contacto